¿AHORRAS OXÍGENO?... RESPIRA… (+audio)

Te propongo este sencillo TEST: 

Para un momento, mejor siéntate, y cierra los párpados. Respira de forma normal, sin forzar, y cuando lleves unos minutos en esta posición de parada, lleva la atención a tu respiración, a su ritmo, y observa especialmente dónde te resulta más fácil respirar. ¿En la zona alta del pecho? ¿En el abdomen? Y si observas con más detalle, ¿qué te resulta más fácil? ¿Llenarte de aire o soltarlo? … Hasta aquí estás observando cómo respiras.

Y si observas un poco más, ¿sientes alguna tensión en tu cuerpo? Puede ser en cualquier parte… ¿En los talones? ¿La zona alta del cuello? ¿El hombro derecho? ¿En las lumbares? … Hasta aquí estás viendo cómo respiras y qué tensiones sientes.

¿Cómo estás sentada? ¿Te resulta fácil tener el tronco erguido, o hay una tendencia a encogerte, o bien caes hacia atrás? ¿Qué sientes? …Estoy tranquila, triste, enfadada, no sé cómo me siento… ¿Qué piensas? … Y hasta aquí puedes ver cómo respiras, tus tensiones,  tu posición corporal… y si hay alguna relación con lo que sientes o piensas.

Lo que estás haciendo es ESCUCHARTE.

Con este sencillo test quiero mostrarte que todo está conectado; que lo que piensas y sientes, se refleja en tus tensiones, postura corporal y respiración. De hecho es un circuito en dos direcciones, porque si respiro en modo “ahorro” y voy encogida todo el día, no me voy a sentir muy bien, ¿no te parece?

Esto es lo que te propongo en mi taller RESPIRA / y suelta el estrés/ porque podemos deshacernos del ovillo de estrés en el que vivimos, si desenredamos y soltamos las tensiones físicas, y tiramos del hilo hasta lo que nuestra mente martillea repetidamente. Se trata de cambiar la lente con la que vemos el reto que nos estresa.

Cuéntame y comparte, ¿cómo respiras?

Aquí tienes un AUDIO con esta práctica, DISFRÚTALO!


image