OCÚPATE DE TI, TU PELVIS TE NECESITA

 
 
LAS NECESIDADES2.jpg
 

OCÚPATE DE TI, TU PELVIS TE NECESITA

¿Sabes cuáles son tus necesidades fundamentales?
¿Qué diferencia una necesidad de un deseo?

Reconocer y responder a tus necesidades fundamentales es esencial para que en tu vida haya bienestar y coherencia.

La diferencia fundamental entre necesidad y deseo, es que, mientras que la primera responde a lo que necesitas para existir y realizarte en la vida, el deseo te dirige hacia lo que quieres, a lo que te impulsa a mejorar tu calidad de vida.

No siempre es fácil responder a las dos preguntas que te planteo, ya que hay momentos vitales en la historia de todas las personas, en los que el grado de confusión, nerviosismo, intranquilidad (llámalo como quieras) es tan elevado, que entramos en ‘modo supervivencia’ y nos olvidamos de ello.

De hecho, la forma como atendemos a lo que necesitamos, viene muy condicionada desde el nacimiento, ya que solemos repetir patrones y formas de actuar de nuestro entorno más cercano. Por ejemplo: si yo he crecido en un entorno en el que el ‘sacrificio’ y ocuparse más del otro que de uno mismo ha sido el pan de cada día, es muy probable que no sepa realmente distinguir cuáles son mis necesidades básicas, ya que estoy más pendiente de los demás que de las mías.

La falta de atención a tus necesidades básicas, puede arrastrarte al miedo: miedo al cambio, miedo a las transiciones, a moverte, miedo a la muerte, a la sexualidad, al dinero, al pasado, al futuro… Miedo a la vida.

El miedo se escuda bajo el disfraz del ‘control’ y no hace más que sacar a la luz una y otra vez, otro sentimiento: la inseguridad. Una tríada que nos fulmina. Otro ejemplo: como siento miedo, me dedico a querer controlar todo aquello que es fuente y foco de esta emoción, y eso crea una y otra vez una desazón e inseguridad que aumentan más y más la bola de nieve emocional.


Las necesidades fundamentales

Según el psicólogo Abraham Maslow, nuestras acciones están motivadas por el objetivo de querer cubrir ciertas necesidades. Pero además, éstas pueden ordenarse según la importancia que tienen para nuestro bienestar.

Esta es la jerarquía que definió Maslow y que creo que puede ayudarte para darte cuenta y a la vez comparar si para ti estas necesidades tienen el mismo grado de importancia.

Por orden de prioridad serían:

Al final del post te dejaré un artículo que explica con más detalles esta clasificación de las necesidades, conocida como la Pirámide de Maslow.


la pelvis y responder a tus necesidades

¿Podemos liberar el miedo desde el cuerpo?

Como explicaba en el post de la semana pasada, la pelvis tiene una función estructural en nuestro cuerpo que nos da ESTABILIDAD, es el centro de gravedad del cuerpo. Pero además la pelvis es una zona que nos conecta con nuestras extremidades inferiores, piernas y pies, es decir con nuestras ‘antenas’ terrestres.

Como solemos olvidarnos que vivimos en un planeta llamado Tierra y que todavía no levitamos sobre ella, sino que caminamos y estamos en contacto continuo (aunque con asfalto y hormigón de por medio), es importante que reconozcas que tú también tienes raíces como los árboles. Tu zona pélvica, incluyendo piernas y pies, cumple con la función de ‘toma de tierra’, de nutrirnos de su energía y es además nuestro centro de energía vital y sexual.

Por eso es importante que atendamos y cuidemos nuestro cuerpo, empezando por el anillo pélvico, para tener los pies sobre la tierra.

Si no hemos aprendido a atender nuestras necesidades básicas o no sabemos cuáles son, es muy probable que detectemos bloqueos, molestias, tensiones o síntomas en esta zona.

Por eso, en consulta atendemos desde varios ángulos, no sólo el físico. Desde el inicio, ir a liberar la tensión o el bloqueo; que la persona reencuentre la sensación de relajación, de calma, de seguridad y estabilidad en el cuerpo… Y a la vez abordar aspectos tan fundamentales como este: ver cómo es el momento vital presente y cómo se están atendiendo a las necesidades propias.

Este es el primer paso, para recolocar y poner orden interno.

LA PROPUESTA DE ESTA SEMANA

Hoy te invito a que respondas a estas preguntas:

  • ¿Cuáles son mis necesidades básicas EN ESTE MOMENTO DE MI VIDA?

  • ¿Cómo me estoy ocupando de atenderlas?

  • ¿Lo hago yo o espero que lo hagan los demás por mí?

  • ¿Qué puedo empezar a hacer DESDE AHORA para ocuparme de mis necesidades?

Si te apetece, apunta en una libreta o un lugar donde dejar tus reflexiones con estas preguntas y tus sensaciones con el vídeo de esta semana y los movimientos que te comparto en él. Así, a lo largo de estos meses puedes ir comparando y viendo cómo es tu evolución.

Y si lo prefieres, deja directamente tus experiencias aquí abajo, en el apartado de ‘comentarios’.

En el vídeo de la #inspiramorning de esta semana, verás que además de conocimiento podrás experimentar un movimiento muy especial, porque invita a que reconectes con el juego y con la flexibilidad de todo tu cuerpo, a través del balanceo de la pelvis. No te lo pierdas.

El objetivo de las #inspiramornings es que se empiece a despertar en ti una inteligencia mucho más potente que la mental, la inteligencia de tu cuerpo.

Tú eres tu cuerpo. Tu cuerpo es vida. La vida es movimiento.

Espero tus comentarios y hasta la próxima semana… ¡Gracias!

Míriam


POR SI QUIERES MÁS:

La #inspiramorning anterior: ‘La solución está en la pelvis’

Sobre la jerarquía de las necesidades: La Pirámide de Maslow

 
Miriam Diaz ParraComentario